¿Cómo saber si una financiera es legal o fraudulenta?

¿Cómo saber si una financiera es legal o fraudulenta?

“Por mi necesidad investigué un crédito financiero y todo iba muy bien hasta que la licenciada que me atendió me dio tres opciones para el trámite de mi préstamo y pues no cumplí con las cartas de recomendación y me pidieron un depósito de garantía de tres mil pesos y los deposité, pero pasó un día y no supe más”.

Seguro has escuchado de algún caso similar al de José de Jesús, un empresario mexicano que por la urgencia de dinero rápido, terminó cayendo en el error de muchos empresarios primerizos: no investigar quién te presta dinero.

No es un secreto decir que hoy en día hay muchas financiadoras que llegan a prometer que, sin mucho esfuerzo, tendrás el efectivo sin importar que alguien tenga un mal historial de crédito.

Si revisamos bien las cifras que reveló la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), sólo en 2015 se registraron alrededor de 10 mil quejas por fraudes en créditos inmediatos.

La cosa no está nada fácil si sabemos que la mayoría de empresas ‘fraudulentas’ son ‘empresas fantasmas’ que no están registradas y que la Condusef no puede investigar pues al mínimo movimiento, desaparecen.

¿Financiera legal o fraudulenta?

Dicen que “no todo lo que brilla es oro”, por ello podríamos poner como principios básicos para dudar de una financiera 3 puntos que a continuación te presento:

Pedir dinero por adelantado

Cuando una microfinanciera te promete todas las facilidades y a cambio pide una cantidad de dinero “pequeña” comparada con el beneficio que recibirás, es un punto donde hay que encender todas las alertas.

Claro que podrán argumentar que se trata de la comisión que se cobra para asegurar el préstamo, o que ese ‘dinerito’ se te regresará porque funcionará como una especie de seguro, pero es una realidad que hay que dudar de las facilidades de este tipo.

La deuda será la misma todo el crédito

Otro punto que es importante a tomar en cuenta de las financieras fraudulentas es la promesa de que el monto de la deuda que estás adquiriendo será el mismo todo el tiempo (el famoso ‘sólo pagas lo que consumes’).

Las autoridades financieras han reportado que en la mayoría de los casos, esa promesa no se respeta y se ha observado incluso que tanto la tasa de interés y el costo anual total cambian y llegan hasta el 200% (¡auch!).

Prometen no consultar el buró de crédito

Otra de las prácticas bien detectadas en empresas que otorgan crédito y que son un fraude es que generalmente aseguran no consultar el buró de crédito ni el círculo de crédito; sin embargo esto es un engaño.

Hay que tener en cuenta que cualquier empresa que haga préstamos siempre querrá saber qué tan cumplido es el solicitante en el pago de sus deudas, pues esa es la manera de saber el riesgo cuando se autoriza un préstamo.

¿Hay una opción para ver la viabilidad de una financiera?

Los puntos que leíste son consejos que usan muchos emprendedores como señales de alarma, pero la realidad es que resulta imposible saber cuántas empresas de crédito financiero fraudulentas operan en México.

Pero lo que sí existe es una forma efectiva de saber si alguna es legal: consultando el Sistema del Registro de Prestadores de Servicios Financieros (Sipres) de la Condusef. Se trata de un catálogo donde están solamente las financieras registradas ante las autoridades y que, por ende, cumplen con todos los requisitos de ley para operar en México.

El sistema es muy fácil de usar: sólo te diriges al rubro y si la financiera no aparece en el listado significa que la autoridad no tiene registros de ella y en ese caso es mejor dudar. Lo positivo es que en el Sipres también hay registro de aseguradoras, administradoras de fondos para el retiro, arrendadoras, financieras, casas de cambio, Sofomes y varias entidades que pueden ser una ayuda o un dolor de cabeza.

¿Quieres un ejemplo de una financiadora registrada?

Entre las cientos de financiadoras que existen en México, en Konfío brindamos seguridad, transparencia y contamos con registro ante las autoridades mexicanas.

Si tu negocio ya necesita una ‘manita de gato’ o una expansión, puedes acercarte a Konfío, una financiadora en donde completas tu solicitud en sólo 10 minutos obteniendo respuesta inmediata, sin mencionar que nunca se te pedirá un adelanto o un aval. Al contrario, sólo debes tener más de tres meses facturando para que puedas calificar a un crédito financiero desde 100mil hasta dos millones de pesos (todo depende del tamaño de tu facturación e historial de crédito).

No Comments

Post A Comment