3 recomendaciones para empezar el fondo de ahorro

3 recomendaciones para empezar el fondo de ahorro

El gran problema de ser jefe, de tener tu propio negocio y no depender de nadie: no sabes exactamente cuáles son tus ingresos. Es algo muy variable: hoy vendes muchísimo y sacas lo de un mes. Pero los siguientes cinco días no vendes nada.

Este tipo de conductas tan frecuentes en el comercio de las empresas pequeñas hacen que el jefe pierda de vista el número exacto de sus ingresos. Entre los pagos a los empleados, los proveedores, la reparación de algo o el gasto familiar, la ganancia se diluye hasta perderse casi completamente en un “no sé a dónde se fue”. A eso añádele el manejo de efectivo y cuentas por separado.

Conozco muchos dueños de microempresas que viven esto todos los días. Los negocios funcionan bien, pero como eres el jefe absoluto de todo, no rindes cuentas de tus ganancias ni gastos a nadie. Seguramente eres una persona responsable que más o menos sabe organizarse sin caer en el caos.

El resultao de este comportamiento es que no ahorras. Vas haciendo apartados para el pago de deudas, de proveedores, de fondo de emergencias. Pero tu fondo de retiro sigue tan seco como siempre. Y cada día que pasa esto se va convirtiendo en una urgencia.

No vamos a poder trabajar siempre. Ojalá sea en mucho tiempo, pero seguramente llegará el día en que nuestras fuerzas físicas ya no nos permitan desempeñarnos como dueños de un negocio. El día de nuestro retiro habrá llegado, por muy necios que seamos. La vejez no es algo que podamos evitar.

3 recomendaciones para empezar el fondo de ahorro HOY:

  • Elige en dónde vas a guardar tu dinero para el retiro.

Obviamente en una cuenta bancaria, pero ¿cuál? Es recomendable que sea una cuenta bancaria nueva o que NUNCA uses.

  • ¿Cómo vas a transferir el dinero a esa cuenta y con qué frecuencia?

La domiciliación automática siempre es una buena idea. Habla con tu banco y te ayudan.

  • ¿Cuánto le irás metiendo periódicamente?

Empieza con algo bajito a modo de prueba y poco a poco le vas aumentando. También es bueno que cuando te vaya muy bien algún mes le metas algo manualmente.


No confundamos el fondo de retiro con el ahorro en general. Cuando ahorramos tenemos diferentes objetivos: comprar un coche, irnos de vacaciones, invertir, etc. El fondo de retiro no es una cantidad de la que puedas disponer cuando te accidentes o se te antoje cambiar de coche. No. El fondo de retiro lo tocarás cuando te retires y ya no generes ingresos. Punto.

Lo recomendable es guardar mes con mes el 10 % de los ingresos totales del mes. De esta forma asegurarás una vejez como te la mereces. Si ya no estás tan joven es bueno que ese porcentaje aumente drásticamente.

No está de más hablar brevemente de los productos de fondos de retiro que manejan algunos fondos de inversión o aseguradoras. Además de tener tu dinero ahorrado lo tienes produciendo modestamente, protegiéndolo de la inflación y conervando el poder adquisitivo.

Si nunca te habías planteado este pequeño detalle, no dejes que pase otro día sin que tomes alguna medida al respecto. Recuerda, la clave de las finanzas es la previción y la simulación de momentos de crisis. Entre mejor estemos preparados para los problemas, mejores soluciones tendremos al momento de que se presenten hoy o mañana. No somos para siempre.

No Comments

Post A Comment