Nunca es tarde para aprender

Emprendedores jovenes interpretando su buró de crédito

Nunca es tarde para aprender

Nunca nos cansamos de aprender; todos los días llenamos nuestra cabeza de información. Nuestros ojos son testigos incansables de una cantidad impresionante de imágenes, letras, mensajes, textos, etc. Pero no todo lo que percibimos lo aprendemos…

En este mismo sentido tus experiencias financieras siempre te tienen que enseñar algo. La vida nos muestra muchas cosas, pero no tenemos que envejecer para darnos cuenta de eso. No tenemos que ser viejos para llamarnos sabios. Claro que un sabio nunca se autonombra como tal, pero también es verdad que el sabio se construye con un hábito de tomar decisiones sabias todos los días.

Si tuviste una mala experiencia con una tarjeta de crédito o con alguna otra financiera, no dejes que eso te intimide.

1. Analiza tu situación, ¿qué fue lo que pasó?

–         Te retrasaste en tus pagos.

–         Ya pagaste demasiado y todavía sigues debiendo.

–         Los intereses fueron mucho mayores de lo que pensaste.

–         No tuviste dinero para pagar periódicamente.

2. Analiza las causas:

–         Nunca me enteré de cuánto iba a pagar.

–         Dejé de pagar porque le di prioridad a otros gastos.

–         Se me olvidó que tenía que pagar y me di cuenta cuando era demasiado tarde.

–         No tuve liquidez para pagar.

3. Analiza las consecuencias:

–         Tu deuda apareció en el Buró de Crédito.

–         Ya no te prestan en otros lados.

–         No estás tranquilo con tu deuda.

4. Analiza tus necesidades:

–         Quieres otro financiamiento.

–         Quieres un crédito para pagar tu coche.

–         Quieres pagar algo a plazos con una tarjeta de crédito.

Una vez que tengas todos los aspectos sobre la mesa, debes tomar una decisión para actuar en favor de lo más importante. Cada persona es diferente, y cada quien tiene sus propias circunstancias. Obviamente lo correcto frente a ti mismo será pagar la deuda cuanto antes, pero hay más aspectos que debes tomar en cuenta para decidir eso.

Y ya que hayas visto lo que debes hacer, hazlo. No dudes en ejecutar lo mejor para ti.

No Comments

Post A Comment