¿Cómo puedo innovar en mi negocio?

¿Cómo puedo innovar en mi negocio?

¿Cómo puedo innovar en mi negocio?

La palabra innovar puede aterrar un poco; tranquilo, no significa que tengas que crear un negocio totalmente nuevo. Si tienes una pyme y estás quebrándote la cabeza sobre cómo innovar, lo primero en lo que tienes que basarte es en lo que ya tienes y mejorarlo. Reinventa tu negocio de tal manera que parezca –sólo parezca—que es algo totalmente nuevo. Ojo, innovar no significa crear de la nada, o hacer algo que nadie más haya hecho jamás, significa tomar lo que ya hay y darle un giro de 180°. Sí, esto puede parecer complicado, pero si ya tienes un negocio o una idea bien fundamentada para emprender, no será complicado. A continuación, te enunciamos algunos puntos que puedes tomar en cuenta a la hora de reinventar tu negocio.

Las redes sociales son más que una herramienta para vender

Las redes sociales pueden ser una gran herramienta de marketing para darte a conocer, pero debes tener un poco más de visión. Piénsalo, cuántas veces no hemos visto videos de técnicas o tips sobre cómo elaborar cosas por ti mismo; esto no quiere decir que corras a hacer manualidades. En sitios como Pinterest, Tumblr, Facebook o Instagram, puedes hacer una investigación un tanto diferente a la habitual; es decir, la próxima vez que te metas a Facebook, velo con otros ojos, fíjate en las nuevas tendencias culturales y estéticas. Puede ser un gran estudio antropológico, de mera observación empírica, que le ofrece a tu negocio un sin número de ideas.

Una vez que ya has observado ¿qué sigue? Toma toda esa información que recolectaste y plantea lo que funcione a tu negocio, por ejemplo, si tienes un restaurante, puedes comenzar a sacar tus recetas (sin revelar tus secretos) en videos con una edición muy simple. De este modo, atraes más personas a tu local o te solicitan envíos de los productos que usas. Si la tendencia visual apunta hacia un minimalismo muy colorido, puedes remodelar tu local con estas características, para que las personas se sientan mucho más identificadas y quieran regresar. Entender el mundo de las redes sociales es entender una parte importante del mundo en el que vivimos hoy.

Contrata diferentes tipos de empleados

En la antigüedad, no estaba peleadas las matemáticas con la filosofía o la biología. Hoy vemos que parece que entre ciencias no se entienden, el ingeniero habla un idioma totalmente diferente al del mercadólogo. ¿No crees que tener idiomas de varias áreas de estudio en tu negocio te pueda favorecer? Si bien puedes crear un negocio que apunte hacia lo interdisciplinario, puedes también quedarte en lo multidisciplinario y no tiene nada de malo. El error está en pretender que en tu negocio sólo se hable el idioma ingeniero o abogado.

Si eres una persona inmersa en el mundo de los negocios, resulta interesante qué tiene que aportar alguien de ciencias de la salud. Conjugar ambos mundos puede tener como conclusión una gran idea de negocio que aporte a la evolución de la ciencia. La especialización es excelente para hacernos expertos en una cosa, pero si no alcanzamos a vislumbrar lo que implica al otro, nos vuelve ciegos. Puedes no tener idea de cómo puede servirle un filósofo o un físico a tu empresa. Expande tu abanico de posibilidades a otras disciplinas y ve qué es lo que tienen que decir.

No hay negocio insignificante

Ningún negocio inicia siendo una trasnacional, si tienes una pyme, el límite para hacerla crecer lo pones tú. Entre más grandes se vuelvan los negocios, más espacio hay para los pequeños. Fíjate en los procesos que las grandes empresas tienen. Ve si funciona replicar algo similar en el tuyo. Te preguntarás ¿dónde está la innovación en esto? Ningún negocio funciona del mismo modo, así que pensar en formad de optimizar tus resultados te obligará a conocer mejor tu negocio.

 

Por supuesto que estas recomendaciones están sujetas a una interpretación tuya, si no, no sería un artículo sobre innovación.

No Comments

Post A Comment