Venta de facturas falsas, las medidas del SAT

Venta de facturas falsas, las medidas del SAT

Durante el próximo mes de agosto del 2019, el Servicio de Administración Tributaria tomará acción frente aquellos contribuyentes que compraron facturas para simular aumento en sus gastos de operación y reducir el pago de impuestos.

Tanto los emisores como los receptores de facturas ilícitas deberán enfrentar las consecuencias de esta práctica. Tras las nuevas modificaciones en el Código Fiscal de la Federación, la condena puede ser de tres a seis años de cárcel.

El SAT contiene toda la información detallada de las “EDOS” (Empresas Deductoras de Operaciones Simuladas) y aquellas que no regularizaron su situación, es decir, que no se acercaron de manera voluntaria para declarar que por error compraron una factura para disminuir impuestos, se deberán acatar a las consecuencias de comprar facturas falsas el próximo mes.

Mientras que sobre los emisores “EFOS” (Empresas Facturadoras de Operaciones Simuadas), se tiene conocimiento aproximadamente de 8 mil contribuyentes que actúan. Pues con las auditorías, el SAT puede determinar fácilmente qué contribuyentes venden-compran facturas para simular sus operaciones. Esto último se logra mediante la validación posterior de comprobantes y estrategias fiscales que respaldan que dichas operaciones nunca se llevaron a cabo.

¿Cómo evitar caer en esta situación?

De manera periódica el portal del SAT publica una lista actualizada de las personas o empresas que realizan estas prácticas fraudulentas para que realices transacciones comerciales con mayor seguridad.

Algunas de ellas dicen operar bajo actividades como consultorías, asesorías, capacitaciones, gestión de personal, contabilidad, publicidad, comercializadoras, constructoras, entre otras.

También debes conocer que en caso de que la autoridad lo requiera, esta podrá pedirte acreditar que efectivamente adquiriste bienes o utilizaste servicios para amparar tus facturas. Por ello, respalda toda tu información y pide a tu contador que lleve un mejor registro.

Simular operaciones es un delito grave y hasta ahora se alienta a todos los contribuyentes que eviten participar en fraudes fiscales y denuncien la venta de facturas falsas electrónicas.

No Comments

Post A Comment