Plan financiero para crecer una Pyme

Plan financiero para crecer una Pyme

¿Qué es el plan financiero?

El plan financiero es tal cual un documento que permite a las organizaciones calcular sus gastos para verificar la viabilidad de su empresa, y así, observar cuánto tiempo le tomará alcanzar sus metas.

Objetivos de este plan financiero

El objetivo principal del plan financiero es definir las estrategias necesarias para alcanzar los propósitos económicos de un negocio, aprovechando de manera eficiente sus recursos y generar resultados positivos. Por otro lado, también es el que ayuda a analizar si el negocio es un proyecto rentable con suficiente liquidez y solvencia para continuar.

  • Define la rentabilidad del proyecto.
  • Ayuda a crear estrategias para mejorar las finanzas del negocio.
  • Identifica las necesidades financieras actuales y a futuro.
  • Planea las potenciales fuentes de financiación.

 

Beneficios de tener un plan financiero de negocios

  • Identificar la inversión principal.
  • Establecer y administrar los recursos económicos.
  • Puntualizar los costos reales de operar el negocio.
  • Conocer las necesidades financieras.
  • Evaluar los métodos de financiamiento.

 

¿Qué uso adicional tiene el plan financiero?

Además de dar un orden concreto al negocio, el plan financiero puede ser de gran utilidad en el momento en que decides buscar nuevas oportunidades de negocio o incluso inversionistas.

Este documento muestra el valor que tiene la empresa y el que podría alcanzar. Mientras puedas mantenerlo en números positivos mayor será la atracción que exista en el mercado por querer competir contigo, invertir y aliarse.

Características generales de lo que incluye el plan financiero

Las pymes deben elaborar planes financieros que se ajusten a las condiciones del mercado local y el plan de desarrollo de la empresa. En específico, este plan consiste en determinar en cifras lo que esperas de tu negocio, establecer metas y crecer. Hasta las grandes corporaciones definen y comunican su plan financiero en términos muy simples:

  • Crecer mis ingresos 20% año vs el año anterior.
  • Reducir los costos fijos en un 10%.
  • Crecer mi base de clientes en un 10%.

 

Sin embargo, debes considerar que las metas que se establecen deben estar alineadas a la realidad del negocio, es decir, a sus posibilidades. Además, necesita estar muy bien estructurado y ser lo suficientemente claro para poder servir de guía.

Dentro del documento también deben estar incluidos los siguientes apartados:

  • Previsión de ventas.
  • Plan de financiación.
  • Gastos fijos.
  • Cargas fiscales.
  • Balance actual.
  • Resultados financiero.

 
 
Podría interesarte: ¿Cómo saber si necesitas un asesor financiero?

 

Importancia de un plan financiero

Paso a paso de cómo hacer tu propio plan financiero

Para poder armar un plan financiero y lograr crecer tu negocio, debes seguir los siguientes pasos que te ayudarán a analizar el panorama completo para después puntualizar en las necesidades y finalmente crear estrategias

#1 Análisis económico-financiero

El primer paso para armar un buen plan de finanzas es analizar el estado en el que se encuentra el negocio. Este comienza por conocer el modelo de ingresos y el de costes, los cuales generan en cifras exactas si el negocio está avanzando, estancado o decayendo.

Modelo de ingresos

El modelo de ingresos básicamente es el que indica las diversas formas en que el negocio obtiene dinero. Para analizarlo basta con extraer la información referente al crecimiento en ventas y porcentaje de utilidad. Para los negocios que ya están en marcha, expertos recomiendan que se tome en cuenta la información de los tres últimos años para tener un resultado más certero.

Modelo de costes

En cuanto al modelo de costes, nos sirve para identificar los egresos que se deben tener para operar el negocio eficientemente. Aquí entran aquellos gastos fijos como los de servicios, nómina, materia prima, etc. Y los variables que son el pago de créditos, inversiones en publicidad, participación en eventos, solo por mencionar algunos.

#2 Definición de objetivos y metas

Una vez que logras tener la información correspondiente, lo siguiente es definir las metas pensando hasta dónde quieres llevar tu negocio. Para ello, puedes utilizar la fórmula “SMART”. Esta es una guía que funciona para crear objetivos que sean: específicos, medibles, alcanzables, relevantes y fijando un tiempo definido en el que se deben cumplir.

Por ejemplo, si tu mayor meta es que tu empresa logre crecer un 10% la cartera de clientes un objetivo estructurado bajo la fórmula sería: Aumentar 10% la base de clientes en los próximos 12 meses, para conseguir alianzas con empresas nacionales.

Muchos pequeños negocios fracasan cuando persiguen iniciativas que no se alinean al momento correcto que están viviendo. Al redactar tus objetivos utilizando esta regla, podrás guiar tu plan dando prioridad y enfocándote en las estrategias necesarias.

#3 Proyección de ventas

Lo siguiente es realizar una proyección financiera que defina cuál debe ser el desempeño de tu negocio en el próximo periodo para lograr tus objetivos. Recuerda que debes estimar también los gastos implicados para que una venta se genere y conocer a cuánto crecerán año con año.

Normalmente se plantean proyecciones a un mediano plazo de aproximadamente 5 años. Aquí debes estimar la cantidad de ventas, costos, utilidades y crecimiento de tu negocio para detectar las necesidades financieras que se tengan y así estar preparado. Para hacer más fácil este paso puedes ayudarte de una hoja de cálculo en excel o un software especial.

#4 Plan de financiamiento

Una vez que tienes detectadas las necesidades financieras, lo siguiente es anexar un plan alterno que de solución a la falta de capital. En este deben estar incluidas las posibles fuentes de dinero, inversiones y costos de estos.

Hoy existen diversas opciones de financiamiento diseñadas específicamente para que los negocios puedan acceder a él y hacer frente a sus obligaciones financieras. Puedes incluir en el plan desde créditos pyme, préstamos empresariales hasta tarjetas de crédito corporativas. Asegúrate de seleccionar aquellos acorde a la etapa en la que se encuentra tu negocio y la capacidad de pago que puede alcanzar.

Podrías simular un crédito para conocer el costo de un financiamiento para negocio.

Simula tu crédito

#5 Creación de estrategias

Ahora es momento en que debes definir las estrategias que se llevarán a cabo para poder cumplir con los objetivos que fijaste. Puedes tener como guía los tres pilares que se analizan: Ingresos, Egresos e Inversiones. Concreta las acciones, responsables e incluso posibles.

#6 Presupuestos

El siguiente paso del plan financiero es establecer los presupuestos. Con él debes lograr administrar el capital que posees para limitarlo y reinvertirlo estratégicamente. Recuerda que se deben incluir las cargas fiscales, es decir, el pago de impuestos y demás obligaciones por realizar una actividad económica.

Puedes crear un presupuesto general por área o incluir cada gasto e inversión que se debe hacer. Depende del tamaño de tu negocio y las metas que estableciste. Este presupuesto dará paso a la implementación de tu plan financiero.

#7 Comparación de resultados

Una parte del plan financiero que debe realizarse de manera constante es la comparación de resultados. Es necesario que midas el impacto que está teniendo tu negocio al implementar el plan y de ser útil realizar ajustes.

Elabora un balance semanal o mensual para tener un histórico y sobre ello ir comparando la forma en que se está beneficiando tu pequeña o mediana empresa. Incluso es necesario comparar tu crecimiento con el de la competencia directa y la forma en que tu industria avanza.

Cómo podrás darte cuenta tener un plan financiero te ayudará a darle un mayor orden a tu negocio y así poder hacerlo crecer. Si deseas conocer más contenido para llevar tu emprendimiento al éxito te recomendamos visitar nuestras secciones.

No Comments

Post A Comment