Cómo implementar un esquema ético en tu negocio

Cómo implementar un esquema ético en tu negocio

Hablar de ética siempre trae consigo muchas valoraciones subjetivas y, sacar éste término tan polémico en los negocios, resulta problemático. Es de suma importancia agotar todas las posibilidades y hablar del tema aunque nos cueste horas de debate. Traer a colación la ética en los negocios resulta urgente en nuestro país. Lamentablemente no paramos de escuchar sobre empresas que explotan a sus empleados en largas jornadas laborales, o usan los recursos naturales de manera desmedida. Hacemos oídos sordos ante el acoso laboral y solemos no voltear a ver al jefe que hace menos el trabajo del otro; a menos que nosotros seamos ese otro.

Así como no hay negocio que no tenga una responsabilidad social, tampoco hay excusa para no tener un código ético en tu pyme. Un error muy común es pensar que sólo las grandes empresas tienen un reglamento interno; no hay negocio pequeño que no necesite un código de ética. A continuación delimitaré algunos puntos que pueden serte de utilidad para implementar un esquema ético tu negocio.

¿Qué es la ética?

En escasas líneas no vamos a inventar el hilo negro; sin embargo, sí es posible entender qué es la ética en términos generales. La ética es un conjunto de valores con los cuales la sociedad se rige. Estos valores están sujetos al entorno cultural. Para evitar caer en grandes discusiones en torno a la subjetividad, tomaremos un precepto muy sencillo de Kant, a decir: actúa de tal manera que tus máximas puedan ser leyes universales. Debemos entender por “máximas” al conjunto de valores de cada quién, y bueno, una ley universal debemos entenderla al modo de la ley gravitacional, es decir, sin que pueda ser de otro modo. Implementar esto en nuestras acciones hace que nos demos cuenta si son buenas o malas.

Pondré dos ejemplos, uno en el ámbito cotidiano y otro en el laboral. (1) Una persona que fuma una cajetilla diaria tiene muchas probabilidades de tener algún problema de salud; si todo el mundo, a modo de ley, fumara una cajetilla diaria, los recursos gubernamentales resultarían insuficientes para atender problemas de salud y la sociedad colapsaría porque moriríamos mucho más jóvenes. (2) Un jefe que siempre hace sentir menos a sus colaboradores. Pensemos que todos los jefes de todo el mundo hacen sentir menos a sus colaboradores; esto tiene dos consecuencias: primero, genera severos problemas de autoestima en la población, lo que puede tener como consecuencia depresión con todo lo que implica física y mentalmente esta enfermedad. Dos, problemas de ira y acciones impulsivas entre los colaboradores, esto trastoca lo laboral y se inmiscuye en lo personal.

Ahora piensa, ya vivimos en un México con personas depresivas y agresivas ¿Cómo contribuyes tu a esto? ¿Cómo tu negocio puede minimizar los daños que otros causan? ¿Tratas a las personas como personas o como un medio para obtener lo que quieres?

Ética en tu negocio

La ética es siempre un constante actuar. Hacer un esquema ético con el precepto del punto anterior, es generar acciones acordes al esquema ético de tu negocio. Pregúntate qué problemas son a los que te enfrentas día a día en la convivencia interna. Después haz una ley en el universo de tu pyme que no pueda ser quebrantada. El interior de tu negocio es una réplica de la sociedad, dentro, estás a expuesto a robos, deshonestidad, acoso, violencia, y todos los problemas que aquejan nuestro país. ¿Qué vas a hacer para evitar todo esto? Piensa que las medidas que tomes, si fueran ley universal, nuestro país estaría en vías hacia un progreso real. Esto aplica a cualquier negocio sin importar su tamaño.

Para que tu código no sea sólo un montón de líneas ininteligibles; haz un comité de ética, integrado por todos, que se encargue de hacer una evaluación semanal o mensual sobre si se han estado siguiendo los preceptos internos y qué hace falta implementar.

No Comments

Post A Comment