Constructora: Mejora la gestión financiera con una tarjeta empresarial

tarjetaa empresarial para constructoras

Constructora: Mejora la gestión financiera con una tarjeta empresarial

Las constructoras que se encuentran dentro de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) deben considerar a la tarjeta de crédito como una herramienta más para el desarrollo de sus obras, pues es de gran utilidad cuando se trata de cuidar los recursos durante trabajos que implican costos altos y frecuentes.

Una tarjeta empresarial permite a las constructoras programar y automatizar gastos, hacer más sencilla la administración y generar ahorros en diversos momentos: desde la compra de materiales hasta el consumo de combustibles, pasando por la renta de viviendas provisionales, oficinas móviles o instalaciones sanitarias, entre otros.

A continuación mencionamos como pueden utilizar la tarjeta visa corporativa.

1. Oportunidades para las empresas constructoras

El sector de la construcción en México está integrado por alrededor de 26 mil 760 unidades económicas, que incluyen empresas dedicadas a la edificación, al desarrollo de obras de ingeniería civil y a otros trabajos especializados, señalan datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Las empresas en este sector generaron empleo para más de 4.5 millones de personas en el segundo trimestre del año 2023, registrando un Producto Interno Bruto (PIB) de 2.2 billones de pesos entre enero y marzo, con base en información de la Secretaría de Economía.

El sector de la construcción, es uno de los que registra una tendencia hacia la recuperación en el país. Observó crecimientos de 5% al cierre de 2022 en comparación con 2021 y de 7% en los primeros cinco meses de 2023 respecto al año previo, de acuerdo con la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

Aunque aún falta un camino para regresar a niveles previos a la pandemia por Covid-19, las empresas constructoras están recibiendo impulso desde diferentes frentes. Uno de ellos son las inversiones en nuevos proyectos, anunciados en el marco del nearshoring, y que se llevan a cabo en diferentes regiones del país, especialmente en el norte y bajío.

Otros frentes son las obras relacionadas con el Tren Maya, la refinería de Dos Bocas y las inversiones esperadas para el desarrollo del Corredor Interoceánico en el sur-sureste también están abriendo oportunidades para las empresa constructoras.

Con ese marco las constructoras están ante la necesidad de mejorar su operación e incorporar nuevas herramientas financieras en el desarrollo de sus obras, con el objetivo de lograr un control de recursos riguroso, particularmente cuando se trata de gastos deducibles de impuestos.

2. Control de gastos desde antes de la obra

La elaboración de presupuestos conformados por decenas o quizá cientos de “conceptos” -según el tamaño y lugar de la obra- permiten perfilar gastos y determinar los instrumentos financieros que serán usados en cada etapa.

La empresa de construcción puede decidir en este momento si utiliza recursos que le adelantó el cliente, si usa dinero propio, si recurre a crédito o si combina estas opciones. Cuando el empresario opta por la tarjeta de crédito  empresarial como solución de financiamiento cuenta con la posibilidad de adelantar compras y hacer pagos mensuales fijos.

3. Crédito para viajes de negocios, renta de espacios y equipos

Las Pymes constructoras pueden realizar obras en su localidad o en otros estados del país. En trabajos externos surgirá la necesidad de viajar con frecuencia, rentar viviendas para los colaboradores durante el tiempo que duran los trabajos, así como equipos necesarios para concretar los proyectos.

Una tarjeta de crédito empresarial vinculada a una aplicación resulta particularmente útil en esta etapa, pues permite un control de recursos estricto cuando se hacen pagos por renta de vehículos, equipos, consumo de combustibles, alimentos, entre otros.

La asignación de límites de gasto y la personalización de presupuestos, en conjunto con el establecimiento de roles y permisos, fortalecen el control de gastos al conocerse qué integrantes del equipo realizarán determinadas actividades durante el proceso de construcción, agregando orden a la operación del negocio.

4. beneficios de una tarjeta empresarial EN LAS CONSTRUCTORAS

Las obras de un proyecto pueden durar semanas o meses y durante todo ese tiempo se efectuarán gastos que tendrán facturas. Usar tarjetas visa y app tiene la ventaja de automatizar la conciliación de facturas, además de generar reportes de movimientos, haciendo más sencilla la administración del negocio.

Por otro lado, es posible que se registren errores que hagan necesario repetir un trabajo en alguna obra o que ocurran accidentes que obliguen a gastos no planeados, frente a lo cual una tarjeta de crédito corporativa se presenta como un instrumento conveniente para atender imprevistos y decidir cómo pagar.

Las Pymes dedicadas a la construcción tienen en la tarjeta de crédito Konfio una herramienta financiera apropiada para el desarrollo de sus obras, con todas las características para vigilar gastos, facilitar la administración, incluso para acceder a beneficios. Al contar con el respaldo de Visa, se pueden hacer operaciones en México y el extranjero, ¡la tarjeta empresarial de Konfio es una excelente opción para las constructoras!

 

No Comments

Post A Comment