¿Qué concepto es deducible de impuestos para el SAT?

¿Qué concepto es deducible de impuestos para el SAT?

¿Qué concepto es deducible de impuestos para el SAT?

Como contribuyente dentro del Sistema de Administración Tributaria (SAT), cada año debes presentar tu declaración anual para cumplir con la obligación de aportar al gasto público del país. Pues de acuerdo a la cantidad de ingresos que obtienes y declaras ante la autoridad tributaria se calcula el total de impuestos que debes pagar. Sin embargo, está la posibilidad de que recibas saldo a favor en este proceso mediante algún concepto deducible de impuestos. Es decir,  ciertos gastos específicos que puedes comprobar y que se consideran para ser descontados de los impuestos a pagar al SAT.

Pero es justamente que al querer deducir impuestos, muchas personas aún tienen duda de qué es lo que sí puede resultar como saldo a favor y qué no; pues de acuerdo al tipo de contribuyente que eres los conceptos a deducir son distintos. Además la forma en que compruebas dichos gastos igualmente influye para que proceda. Por eso, a continuación podrás conocer qué es lo que puedes integrar dentro de tu declaración anual como deducible de impuestos y algunos puntos importantes para realizar correctamente todo el proceso.

Personas físicas

Si eres persona física existen ciertos gastos que son deducibles de impuestos, por un lado están aquellos que son personales y por otro los que son en relación a la actividad económica que realizas.

Por concepto de salud

De acuerdo a lo que dicta el SAT, puedes deducir los siguientes conceptos de salud si fueron específicamente para ti o tus parientes directos, es decir, tu cónyuge, concubino/a, tus padres, abuelos, hijos o nietos.

  • Pago de honorarios a médicos, dentistas, psicólogos y nutriólogos que requieras, siempre y cuando los profesionales que te prestaron estos servicios cuentan con título profesional expedido y registrado.
  • Gastos hospitalarios y medicinas que estén incluidos en la misma factura de dicho hospital.
  • Honorarios de enfermeras, análisis y estudios clínicos para evaluar la salud.
  • Compra de prótesis o aparatos para rehabilitación después de un suceso.
  • Primas de seguros de gastos médicos que complementan o son independientes de instituciones públicas de seguridad social.

 

Por concepto de educación

Son deducible de impuestos los pagos de colegiatura de instituciones privadas de educación desde nivel preescolar hasta bachillerato. Siempre y cuando dichas instituciones tengan validez oficial de estudios y el monto sea acordes a los límites anuales deducibles que ha definido el SAT:

  • Preescolar: 14,200 pesos.
  • Primaria: 12,900 pesos.
  • Secundaria: 19,900 pesos.
  • Bachillerato: 24,500 pesos

De igual manera si el transporte escolar es obligatorio puedes incluirlo en la deducción.

Algunos otros

Adicionales a los gastos personales anteriores existen otros como gastos funerarios, intereses de créditos hipotecarios de vivienda, donativos a instituciones autorizadas y aportaciones de planes para el retiro.

Persona física con actividad empresarial

Si eres del tipo de contribuyente registrado bajo persona física con actividad empresarial, además de los mencionados para personas físicas, podrás incluir ciertos gastos para que puedas realizar tu profesión o actividad económica. Por ejemplo, si eres dentista y para poder prestar tus servicios haces gastos en compra de herramienta, muebles, aparatos, entre otros; son conceptos son deducibles de impuestos. Como podrás darte cuenta en este punto las deducciones de impuestos son estrictamente respecto a la actividad económica que realizas.

Personas morales

En cuanto a las personas morales que desean realizar la deducción de impuestos, los conceptos permitidos son respecto a los gastos e inversiones que realizan para que el negocio opere.

  • Gastos de compra de mercancía respecto a la actividad económica.
  • Rebajas, devoluciones o bonificaciones en el precio final que se otorga al cliente.
  • Inversiones como acciones, activo fijo o títulos de valor.
  • Los créditos incobrables y pérdidas por causa de fuerza mayor.
  • Pagos realizados respecto al Instituto Mexicano del Seguro Social así como el Seguro de Desempleo
  • Aportaciones realizadas para la creación de reservas de fondos de pensiones o jubilaciones de empleados.

 

Proceso para deducir

El proceso adecuado para solicitar la deducción de impuestos dentro de la declaración anual, tiene algunas limitantes. Mismas que son importantes de conocer para que puedas presentar los documentos apropiados y proceda la revisión.

#1 Presentar factura

El primer punto es que todo gasto para deducción debe ser comprobado mediante la emisión de su respectiva factura o recibo que cumpla con los requisitos que el SAT ha establecido para ello, ya que una nota de compra no es un comprobante válido. También es importante recalcar que dicho comprobante debe ser a nombre del contribuyente pertinente.

#2 No exceder la cantidad establecida por el SAT

Para las deducciones de gastos personales que tienen las personas físicas, la limitante es que la cantidad a deducir no puede exceder de lo que equivalen 5 salarios mínimos generales anuales o el 15% del total de ingresos que se declaren.

Mientras que para las personas morales, igualmente es necesario que todos los gastos sean presentados mediante la factura respectiva pero que el pago haya sido hecho mediante transferencia electrónica, cheque nominativo, tarjeta de crédito/débito o incluso monedero electrónico. En cuanto al punto de donaciones, éstas no deben exceder el 7% de la utilidad obtenida en el ejercicio fiscal anterior.

Como podrás darte cuenta, los conceptos que pueden deducirse, son de gastos comunes y en otros personales, pero que pueden resultar en saldo a tu favor del total de impuestos que pagarás al Sistema de Administración Tributaria al ser un contribuyente activo. Recuerda realizar todos tus trámites en tiempo y forma para evitar sanciones.

No Comments

Post A Comment