¿Cómo crear una marca que comunique lo que vendes?

¿Cómo crear una marca que comunique lo que vendes?

¿Cómo crear una marca que comunique lo que vendes?

Al tener un negocio se debe tomar en cuenta la forma en que se quiere que los clientes o consumidores lo identifiquen. Para ello, es esencial crear una marca que pueda englobar tanto lo que ofreces como lo que te hace diferente ante la competencia.

Indice del Artículo

Coherencia

Si bien, puedes tener una idea ingeniosa y crear una marca auténtica, necesitas tomar en cuenta ciertas características como elegir un nombre corto, fácil de recordar y que comunique lo que vendes. Esto funcionará para que todo aquél que tenga contacto, reconozca al instante tu negocio y lo posicione dentro de su mente de acuerdo a la necesidad que satisfaces. Por ejemplo, si creas o vendes tecnología, puedes optar por incluir prefijos alusivos a ello: “tec” “clic” o “soft”.

Es cierto que los profesionales en imagen corporativa recomiendan que evites utilizar nombres genéricos, pero si es un caso muy necesario o particular, podrías optar por incluirlo en tu slogan.

Una vez que tengas el nombre definido, lo siguiente es conformar la identidad de la marca. Esto ayudará para que esté presente en cada aspecto de tu negocio y se vaya ajustando para comunicar exactamente lo que vendes, haces y quieres lograr a través de él.

Puedes comenzar por elegir los colores corporativos, el logotipo, la tipografía, el slogan y el tono de voz. Este último se encargará de poder reforzar la coherencia de toda tu marca, ya que cuando eliges la manera pertinente en que quieres que se exprese la comunicación, logras alinear la parte visual con la verbal.

Constancia

También es importante mantener constancia en transmitir adecuadamente los aspectos que distinguen a tu negocio, a esto se llama posicionamiento. Para lograrlo debes asegurarte de que toda forma de comunicación con tus clientes tanto verbal como textual siga la misma línea y esté enfocada a los mismos objetivos.

Esto es tan sencillo como que cada cliente que se acerque reciba la misma atención sin importar qué colaborador lo atienda. O que cuando lances una campaña de publicidad todos los anuncios incluyan la información bajo el mismo tono.

Apóyate creando un plan que fije el objetivo principal de cómo es que deseas que te identifiquen. Existen distintos enfoques que pueden ayudarte a definirlo:

  • Beneficios: son las ventajas que se ofrecen para dar solución a la necesidad de una mejor manera; por ejemplo, ahorrar tiempo para realizar una tarea.
  • Uso: se refiere a la manera en que puede ser utilizado; por ejemplo, los productos son multiusos.
  • Usuario: se liga a las personas que utilizan dicho producto o servicio para que el mercado se identifique con ellos. por ejemplo: algunos productos farmacéuticos son más utilizados por personas adultas que presentan cierta necesidad.
  • Precio: en este se destaca el ahorro que el cliente puede hacer al momento de adquirir tu producto y/o servicio.
  • Calidad: cuando tu producto contiene cualidades particulares puedes destacar su exclusividad.
  • Estilo de vida: busca aprovechar los intereses y comportamientos de los consumidores para atraerlos.

Puede que más de un aspecto te distinga de la competencia, pero lo importante es destacar el que realmente sea la ventaja competitiva. Cuando elijas el más adecuado tómalo en cuenta para todas las estrategias que vayas a desarrollar. Por ejemplo, si ofreces mejores precios que la competencia, puedes optar por centrarte en ello y siempre mencionarlo.

Cuando un negocio comunica inmediatamente lo que ofrece, se consolida dentro de la mente de sus consumidores y clientes. Aprovecha estos consejos y logra crear una marca que destaque ante la competencia.

No Comments

Post A Comment