Cómo contratar al primer empleado de tu pyme

Cómo contratar al primer empleado de tu pyme

Contratar al primer empleado de tu pyme es muy importante, pero ¿cómo saber si ya es momento de contratar? Si tu negocio apenas comienza y aún eres quien hace absolutamente todo, en algún momento del crecimiento de tu pyme tendrás que considerar contratar a alguien. Esta persona no sólo debe ser de tu entera confianza, sino que también debe enamorarse de tu negocio y trabajar con la misma pasión con la que tú lo haces. A continuación te dejamos algunos consejos para contratar a tu primer empleado.

Define el perfil

Puedes elegir a una persona que pueda cubrir tareas generales o contratar a alguien que tenga habilidades que tu negocio necesite y tú no tengas. Es importante que la persona que pretender contratar tenga en mente que es un emprendimiento en aras del crecimiento. Debe saber trabajar a solas o en equipos pequeños. Piensa a mediano plazo y define si quieres que esa persona después tenga un rol de liderazgo en tu pyme.

Aquí te dejamos algunas situaciones en las que contratar a alguien puede ser tu mejor opción:

  • Si se avecinan fechas especiales como navidad, año nuevo, San Valentín o el buen fin; es tu oportunidad para aumentar las ventas en tu pyme, pero necesitarás ayuda.
  • Cuando quieres digitalizar tu negocio o abrir una tienda online, necesitarás un diseñador web o a algún communuty manager que te ayude a administrar tus redes sociales y posicionar tu marca.
  • Si te llega un cliente fuerte y requiera de mucho trabajo el pedido que te solicita, no lo pienses y ¡contrata a alguien!
  • Lo esperado es que tu negocio crezca y en algún punto de su crecimiento habrá tareas que no puedas realizar por falta de tiempo o conocimientos. Busca a alguien que pueda aligerarte la carga y genere más ingresos a tu pyme.

Aprende a buscar

Usa herramientas como LinkedIn, bolsas de trabajo con ciertos estándares de calidad, ferias de empleo en universidades, etc. Asegúrate de tener acceso a los mejores candidatos. Promueve vacantes en tus redes sociales o en la página de tu empresa. Pon especial énfasis en el ambiente laboral, las prestaciones, los horarios y las oportunidades de crecimiento. Expande tu panorama, tu empleado ideal puede estar en cualquier parte, sólo debes saber buscar muy bien.

Como patrón tienes obligaciones y debes saber delegar

Siempre un nuevo integrante debe sentirse motivado y más si por el momento esta persona es la única contratada. Tu colaborador debe saber qué es lo que se espera de él. Fija objetivos y, si no tienes experiencia como líder, deberás aprender a supervisar tareas y re-direccionar el rumbo si hace falta.

Debes pagarle un sueldo que lo mantenga motivado, si no, después de tres meses se sentirá apático, comenzará a buscar otro empleo y hará en su trabajo el mínimo indispensable. Si tienes la posibilidad de ofrecer prestaciones superiores a las de la ley, excelente, si no, debes ser flexible, comprensivo y todo el tiempo mantener motivado a tu colaborador.

 

Tener un colaborador, veinte o cien, es de suma importancia. Cada uno debe ser tratado con dignidad; cuida los detalles cotidianos, no permitas que entre ellos se traten mal y mucho menos seas tú quien propicie un ambiente hostil o dudoso. Si bien es parte de la actitud del empleado saber mantener el ritmo de trabajo, toma pequeñas actitudes que lo motiven día a día. Becarios, personas de limpieza, meseros, jefes de área, coordinadores, secretarias, gerentes, asistentes, etc. todos merecen el mismo respeto y la misma integración al ambiente laboral en absolutamente todas sus acepciones. Si contratas a alguien es porque crees en su capacidad intelectual y habilidades para hacer alguna tarea específica o muchas; nunca subestimes o engañes a tus colaboradores, ellos son el sistema motor y circulatorio de tu pyme.

No Comments

Post A Comment