¿Una Pyme debe descansar en Semana Santa?

es bueno desconectarnos durante semana santa

¿Una Pyme debe descansar en Semana Santa?

Una de las fechas más esperadas por los mexicanos es la tradicional Semana Santa, una serie de días con connotación religiosa, pero que para todo creyente o no creyente significa días de asueto y tranquilidad.

El problema con estas fechas es que por más que el cuerpo lo necesite, en México hemos creado una cultura del trabajo que nos impide tomar un descanso merecido. No por nada somos el país de la OCDE que más trabaja con un promedio de 2 mil 255 horas al año por persona.

No mentimos al decir que a pesar de que lleguen las vacaciones, estas fechas suelen significar para la mayoría una ansiedad si es que osamos salir de casa pues los pendientes y las metas a medias son un lastre que todo trabajador carga consigo.

es bueno desconectarnos durante semana santa

Las vacaciones no son malas

Hace poco veíamos el ejemplo de Japón y su respeto por el trabajo impedía a cada empleado siquiera pensar en tomar vacaciones.

Ahí supimos que visto desde el lado empresarial, se tiene la creencia de que los empleados deben trabajar más para así seguir con la inercia laboral sin complicaciones. Sin embargo, esa idea era errónea.

Hablando de México, de acuerdo con datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), nuestro país encabeza la lista de naciones con mayor estrés laboral. Esto para nada es positivo pues según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la irritabilidad y depresión causan pérdidas de entre el 0.5 y 3.5% del PIB a un país.

Está más que probado que las vacaciones no solamente incrementan la productividad de los miembros de las Pymes, sino que también son buenas para mantener el equilibrio entre la vida personal y laboral de sus directivos y empleados.

¿Entonces me desconecto de todo?

Los expertos coinciden en que un periodo ‘vacacional’ no se trata sólo de descansar físicamente, se trata sobre todo de desconectar mentalmente y dejar de pensar por unos días en el trabajo.

Una idea muy compartida entre muchos especialistas es el hecho de que periodos como Semana Santa ayudan a eliminar los ‘malos hábitos’ en los clientes. En otras palabras, si nos mandan un correo a deshoras o días festivos y contestamos, les estamos abriendo la puerta a que lo vean como algo habitual y lo que hoy agradecen, mañana lo exigen.

Es cierto que, desde el lado empresarial, la opinión del cliente siempre debe ser una prioridad, pero el trabajo 24/7 también depende mucho del alcance de tu negocio y sus capacidades.

De nada sirve querer estar disponible todo el tiempo si con eso los trabajadores se encuentran en constante estrés y cansancio, pues eso sólo significará una cosa: que no haya una buena atención.

Al final, un periodo vacacional como Semana Santa dependerá en gran medida de las posibilidades y momento de la empresa, pero también de su giro.

Un factor determinante a la hora de decidir si sigue el trabajo o se desconecta por completo debe ser el giro de la Pyme. Hay negocios en los que Semana Santa suele ser un parteaguas en cuanto a ventas refiere, pero también hay otros en donde la temporada permite un respiro por la baja en las ventas.

Cualquiera que sea el caso, recuerda que siempre debe ser importante que en cualquier momento del año haya una buena planeación. No se trata de sólo cerrar y desconectar, si ya has tomado la decisión de descansar, planea con anticipación los protocolos y deja todo listo para salir sin tener que estar en la playa revisando en cada momento el teléfono.

No Comments

Post A Comment