4 Consejos para no ser un desastre de grande

4 Consejos para no ser un desastre de grande

Antes de hacerse grande, hay que aprovechar mientras somos jóvenes para tomar buenas decisiones financieras. Lo que decidamos hoy marcará nuestro futuro de manera muy tangible.

Ya se ha hablado aquí sobre cómo arreglar los errores financieros que hayamos cometido. Ahora nos toca abordar el CÓMO EVITARLOS.

Hace unos días leí un artículo en El Economista que personificaba a Grecia y ofrecía unos consejos para evitar ser así y lograr una verdadera estabilidad económica a largo plazo. Aquí compilo alguno de estos consejos y añado otros.

1. Vive con lo que tienes

¿Para qué aparentar algo que no somos? Es difícil aceptar que no se puede pagar algo, sobre todo delante de amigos, familiares o compañeros de trabajo. Debes aprender a superar esa presión y decidirte por vivir con lo que tienes. Si no puedes pagar una comida de $400.00 pesos no lo hagas; de lo contrario, estarás mermando tu estabilidad.

2. Reconoce los cambios del entorno

Los productos van subiendo de precio (piensa en la gasolina) y esos cambios tienen que lograr cambios en ti como persona y como negocio. Hay que estar atentos al comportamiento económico nacional y global para adaptarnos.

3. No hagas planes sobre los escenarios positivos

Si te está yendo bien en el trabajo, felicidades, aprovecha la bonanza para preparar los escenarios difíciles. Por ejemplo, planea una crisis de tu negocio y compórtate como si fuera real. No es ser negativos, sino estrategas. Las empresas grandes están todo el tiempo poniéndose a prueba para los momentos de crisis. Y gastan mucho dinero en este tipo de proyecciones ¿Por qué? Vale la pena estar preparados.

4. Piensa en tu score crediticio

Atrasarte en tus préstamos te perjudica hoy porque pagas más y mañana porque ya nadie va a querer prestarte. Existen Sociedades de Información Crediticia (SIC) que compilan todos tus comportamientos económicos y las entidades financieras los consultan antes de prestarte cualquier cosa. Por ejemplo, Buró de Crédito o Círculo de Crédito.

Con un hábito de pensar constantemente en nuestro bienestar financiero lograremos nuestras metas sin importar las dificultades. El trabajo constante es la clave del éxito. Tus decisiones de hoy te traerán el éxito. No lo dudes.

No Comments

Post A Comment